Traer Perfección

El concepto de que algo es bueno y así como de lo perfecto es cercano en la mente del día a día humano, sin embargo, en la práctica estos se toman de forma relativa desligándolos de su sinónimo: la bondad. Esta exacta sinonimia entre los tres ha de estar siempre presente para servir y en especial al punto siete de la iniciativa Ambra. Buscar la perfección es un concepto totalmente contrario a acepciones ególatras sino que es buscar el grado más alto de bondad, y esto requiere del olvido de uno mismo en la expresión personal.

Conforme un ser humano se da cuenta de principios de una excelencia que le hacen suspirar, se hace consciente de todo aquello que dentro de él mismo le impide, se opone, o se resiste a expresar estos principios, es entonces cuando ha de entrar la voluntad de enfocarse en dichos principios, ejecutarlos con plena confianza —lo cual implica un desapego de los resultados o respuestas en el mundo exterior— y es entonces cuando un alineamiento con lo bueno ocurre. Es la aceptación de un plan, de un proyecto, por análisis y consecuente identificación con su propósito; es la base del confiar, verdaderamente.

El análisis de los seis principios que están formando la complexión de Ambra, llegar a la sensación confirmada de su perfección y entregarse en esa confianza, sabiendo que estos son canal de lo que le da vida y tejen su cuerpo, es la primera tarea a tener bien cimentada en el servidor del séptimo punto.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I12 Foundation A.C. © 2017 - 2022 —aviso legal