El Patrón

El capítulo cinco de CIVILA, el humano sano, reivindica el concepto original de religión como el de “ciencia prima”, y menciona que las religiones actuales deben evolucionar paulatinamente hacia una comprensión de sus principios fundacionales que, sin ser incorrectos en su aspecto esencial, sí deben pasar a un entendimiento más maduro, profundo y científico, es decir, menos devocional y más mental. Lo anterior derivado de volver a enfatizar para la época actual que la ciencia nunca ha sido contraria a la creencia sino su método más refinado. Las disyuntivas entre libre albedrío o una voluntad creadora externa o una naturaleza mecánica de un universo o ente, irán, confiamos, desapareciendo en los próximos pocos siglos conforme los avances en física teórica y su aplicación tecnológica junto a una nueva llamada psicología médica y fisiológica se desarrollen.

El origen de la Voluntad (condición de bueno), la Conciencia (condición de relación) y la Detección de la Verdad por la mente (condición de entendimiento) son el objeto de estudio de toda verdadera religión. Toda verdadera religión, es decir, descripción y método para llegar a la “unidad de lo aparentemente separado”, en cualquier parte del mundo y cultura, reconoce en su tradición ancestral a los factores creativos que implementan “la Voluntad del Creador” como esta trinidad, y la ejecución de Su Propósito mediante la cualidad de sus seis permutaciones más una donde se sintetiza, descansa, lo creado; el cuarto. ¿Cómo llegaron sus fundadores a estas conclusiones? La respuesta: mediante conocerse a sí mismos.

Esos principios fundamentales deben ir encontrando lenguaje válido tanto para el religioso como para el científico hasta que se comprendan mutuamente, partiendo de entender ese Propósito Divino, aunque desconocido en sí por la mente humana, como las focalizaciones de la evidente Energía entrante desde fuentes extra-planetarias, con cualidades, que mueve sustancia en un mundo, creando continua y paulatinamente durante eones estructuras grupales, órganos, de elementos y seres que responden cada vez mejor por resonancia de cualidad y que se especializan y continúan su evolución por esta misma Energía, ahora convertida en Fuerzas especializadas a través de ellos mismos. En el ser humano, el mal uso de esa Energía es el expresar lo que es pasado o instintivo por encima de futuro o creatividad mental, que es la función claramente humana; ello es lo que se ha llamado “la puerta por donde entra el mal” o “la tentación”. Esto, tiene consecuencias en la distribución de energía y por tanto de fuerza dentro de un organismo, que condicionan el ritmo de su evolución y de la especie, como lo sería en cualquier sistema imaginable.

El párrafo anterior es el primer paso con el que pretendemos indicar al lector de este breve artículo la liga entre una realidad física y “la moral” que una religión detecta, conceptos aparentemente sin relación en el pensamiento de la mayoría de la sociedad actual, y hasta aquí es prudente dejar nuestro primer indicio sugerido para entender la relación entre ciencia y religión. Elaboraremos más en subsecuentes artículos sobre este tema.

El indicio, hint, antes descrito, tiene como principal motivación el introducir en el lector la revaloración de la importancia de un par de oraciones ya conocidas. La primera, la más extendida en occidente y reconocida al instante, y la segunda una cuyo origen no será difícil de encontrar para el noble buscador. Ambas están, sin cambiarlas en sentido alguno, en explicación amplificativa por I12 Foundation para una inteligibilidad que evoque menos prejuicio o preconceptos en la mente del orador.

Una oración es solo otra palabra para “patrón”, a pattern, lo que subyace y soporta a lo manifestado; es el perfil de caminos, rutas, para que sustancia sea colocada con la interrelación correcta sobre un medio y se realice así la figura planificada, “el mundo”, palpable. Este concepto acerca de la palabra “patrón” debe ser incorporado en el lector si ha de tener éxito nuestra intención de transmitirle la importancia del declamar una oración con la estructura correcta, desde la mente.

Solo alentamos, al menos de momento, estas dos oraciones como patrones óptimos. La primera es de una naturaleza más devocional y la segunda más mental y explicativa; la primera restablece el Patrón en el individuo y la segunda grupalmente. Sugerimos reflexionar profundamente en las estrofas como están marcadas y tener presentes sus relaciones tanto como éstas puedan ser entendidas:

Padre nuestro quien en los cielos,
Conocido sea tu purísimo carácter,
Venida tu regencia.
- - - 
Emerja tu Voluntad, tal como es el cielo, así en la tierra preparada,
que es nuestro justo alimento a cada momento,
Y así nos liberas de lo que nos ata y liberamos a los que atamos,
que no nos llevas a la tentación,
sino a librarnos del mal,
pues es la verdad,
Que tuyo es este mundo, su fuerza y proyecto.]
Our Father who in heaven,
May your most pure character be known,
Once your regency come.
- - -
May your Will emerge, just as it is in heaven, like this on the prepared earth,
which is our righteous food at every moment,
And so you free us from what binds us and we free those we bind,
because you do not lead us into temptation,
but to deliver ourselves from evil,
for it is the truth,
that this world is yours, its strength and its project.]

*

Desde la fuente de Luz en la Mente de Quien crea este Mundo,
Que afluya Entendimiento hacia las mentes humanas;
Que Luz descienda a la Tierra.

Desde la fuente de Amor Eterno en el Corazón de Quien crea este Mundo,
Que amor afluya a los corazones humanos;
Que se muestre nuevamente en la Tierra Aquel primero que dio todo por amor y tocó la Voluntad del Creador.

Desde el grupo donde la Voluntad del Creador es conocida,
Que el propósito guíe las pequeñas voluntades humanas —propósito que los que funcionan en lo Eterno conocen y sirven.
- - -
Desde el grupo que llamamos Humanidad,
Que se lleve a cabo el Proyecto de Amor y Entendimiento
Y que ello cierre la puerta a la capacidad de hacer el mal.

Que esta Luz y Amor y Poder mantengan el Proyecto en el Planeta.]
From the source of Light within the Mind of the One Who creates this World,
Let Understanding stream forth into human minds.
Let Light descend on Earth.

From the source of Eternal Love within the Heart of the One Who creates this World,
Let love stream forth into human hearts.
May the first one Who gave everything out of love and touched the Will of the Creator, reappear on Earth.

From the group where the Will of the Creator is known,
Let purpose guide all little human wills—the purpose which the ones who function in the Eternal know and serve.
- - -
From the group which we call Humanity,
Let the Project of Love and Understanding work out
And may this seal the door to the capacity to do evil.

Let this Light and Love and Power keep the Project on the Planet.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I12 Foundation A.C. © 2017 - 2023 —aviso legal